domingo, 8 de mayo de 2016

CRÍTICA A LA OBRA TEATRAL "LA CASA CANTA"




Imaginemos un Poema... imaginemos como seria si lo liberáramos de las limitaciones que le da el papel, si se saliera de la bidimensión para ser casi real, corpóreo dentro de la fantasía que lo completa...si le pusiéramos luz, color, cuerpo, música, voz... eso es La Casa Canta.

Es un poema que se nos ha escapado del papel para trascender el olvido.

Inspirada en los poemas de  Luis Luchi, Carlos Aldazábal y Juano Villafañe, toma  cuerpo, nos traslada a ese mundo sutil, de formas, y sonidos, y por un rato se nos olvida que esto es solo teatro, porque simplemente no lo es.

Es danza, música, poesía, mucha poesía, y teatro. Pero ninguna de las disciplinas que acá se encuentran podrían faltar, todas son igual de importantes para darle realidad  a esta hermosa idea de Isabelle Paez

Cuando ya no tenga pájaros
mi cuerpo estará solo
y no habrá quien escuche lo que digo... (Juano Villafañe)

Momento mágico que nos regala La casa Canta...y nos quedamos ahí, sumergidos en lo poético que trasciende el papel para disfrutarla sin pensarla, una obra para sentirla y dejarse fluir.

Ficha técnica
Intérpretes: Jose Luis Calbiño (actuación)
                        Isabelle Paez (danza y actuación)
                      Fernando Suárez (batería y actuación)  
            Alan Haksten  (acordeón y actuación)
Dirección y Coreografía: Isabelle Paez/ Asistente de Dirección: Fernando Suárez/ Creación Musical: Fernando Suárez, Alan Haksten/ Diseño de luces: Horacio Novelle/ Vestuario: Mariana Del Valle Zeballa / Prensa: Silvina Pizarro

Crítica: Noe Ragaglia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada