miércoles, 20 de mayo de 2015

CRÍTICA TEATRAL A LA OBRA "JUEGOS DE FÁBRICA"



Eduardo Pavlovsky, Étienne Decroux y Jerzy Grotowsky están totalmente presentes en ésta obra. Hay una precisión y estética perfecta en el movimiento de los personajes durante el accionar y lo coreográfico. El ser humano naturalmente  tiene una necesidad inherente de expresar una acción concreta, una mímesis y una vinculación. Todo esto está incluido desde la postura y el porte de los cuerpos encorvados hasta las miradas penetrantes entre "los niños" hacia los objetos y por sobre todo hacia el público. 

  Desde lo técnico, los músicos en vivo ejecutan diferentes estilos musicales y teatrales, al mismo tiempo los movimientos y gesticulaciones de los personajes van perfectamente al mismo tiempo y compás. Los planos bajos son los más trabajados, al margen de que los altos y medios se hallan también, pero con mucha menos frecuencia y menos intensidad. Las luces rojas y azules resaltan, pero no escasea la luz clara en los cuadros de los diálogos. Los flashes distinguen los cambios de los estados anímicos, los movimientos articulares, las amortizaciones contra los objetos y entre los cuerpos "paranoicos". El desplazamiento y flujo de los movimientos son exquisitos sin la necesidad de tener que agregar algún adicional para revelar lo que "ya sabemos", el entrenamiento escénico es inverosímil, impecable. El maquillaje y el vestuario reflejan la muerte, la enfermedad, la tragedia, y la situación social, muy clara, al igual que la escenografía. Hay una transformación constante perfecta de "los niños". Las manos, un juego increíble, temblorosas, tensas, sudorosas, naturales cual cuadro de Salvador Dalí. Y, además, se habla en un momento de ellas desde lo sexual.  

  Trama: La sexualidad, la educación, el poder, la inocencia, ingenuidad, curiosidad, el miedo, los códigos y la traición, permanecen todo el tiempo... 
“Ésta vez vamos a tener que jugar, pero en serio": Poder
“La vida es como jugar a las bolitas, cada uno somos una bolita diferente": Experiencia
“El conocimiento es poder": Educación
“Uno es amor, y el otro es amor con culpa": Sexualidad
“Mi cabeza no para de pensar”: Miedo
“No fue culpa tuya, fue parte del juego…yo no sé si quiero crecer": Ingenuidad
“El miedo no se elige, ni siquiera nuestro nombre nos dejan elegir": Miedo
“El cuerpo te ayuda a volar": Inocencia
“¿Por qué tenemos que tener los mismos valores, tenemos que querer los mismos colores?”: Imposición 

   Éstas frases son las más destacadas, aquellas que nos muestran el sometimiento de los personajes ante Uno (quién representa Poder), el único que lleva un anillo en el dedo índice de la mano derecha...Andre y Juana, sus hermanos, lo siguen, cada uno con su carácter, el primero, fuerte y detestable, la segunda, ingenua, miedosa e inocente. Fausto, tembloroso, inocente y sin percepción alguna de lo que le pasará. Raúl y Segundo, se preguntan continuamente acerca de la vida y el motivo de sus decisiones y situaciones en la sociedad y el porqué de sus enamoramientos y existencia en éste mundo tan detestable. 

  No sólo tenemos una dramaturgia desconcertante, sino que los actores también nos exponen abundantes preguntas retóricas. Lo fálico invade el tiempo y las ganas de seguir viviendo en la mentira constante.

   El desenlace: Como nos menciona el poeta inglés Gerald Massey, "Tienes que conocer la verdad e investigar la verdad, y ella te hará libre. Porque debo decir la verdad, ellos deben encontrar dificultades…aquellos que tomaron la autoridad como la verdad en vez  de la verdad como autoridad”. 


   ¿Acaso tomamos conciencia y reflexionamos acerca de todo ésto? ¿Tal vez, vivir sometidos al sistema sabiendo que nos hace tan infelices, igualmente lo aceptamos tal cual se inclina en nuestras vidas?...y como diría Antonin Artaud, "“Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida". 

   No hay silencios, siempre súplicas y una tensión constante, sudorosa acompañada del miedo y el dolor...algo cotidiano e innegable que nos ocurre asiduamente, y muchas veces nos cegamos y negamos para evitar una revolución interna y externa. Perfecta, delicada, fuerte, infinita, desafiante, manipuladora, impecable...pero por sobre todo, inmortal desde la dramaturgia hasta el ideal.


ELENCO

UNO - RENZO MORELLI
ANDRE- FERNANDA PROVENZANO
JUANA - MARU VILLAMONTE
FAUSTO - NACHO MEDINA
SEGUNDO -  MARTINA ZAPICO
RAUL - BELEN UCAR
ANA - LU FERNANDEZ MENDEZ

MÚSICOS

IVAN MAZZIERI - BAJO
IGNACIO ARIGOS - GUITARRA
ALEJANDRO ROY - BATERIA




FICHA ARTISTICA

LIBRO: NICOLAS MANASSERI
MUSICA ORIGINAL: IVAN MAZZIERI-IGNACIO ARIGOS
LETRA DE CANCIONES: IVAN MAZZIERI
COREOGRAFÍAS: FERNANDA PROVENZANO
VESTUARIO: FER PROVENZANO
DIRECCION DE ARTE: LU ROJO-FER PROVENZANO
ASISTENTE DE ESCENOGRAFIA Y VESTUARIO: AGUSTINA BONESSI
DICEÑO DE LUCES: CHRISTIAN GRACIANO
LOGO: MARTIN BAYNE
PRENSA: CIRCULAR PRENSA
DICEÑO GRAFICO: IVAN MAZZIERI-ANIVAL BALLOVITZ
ASISTENTE GENERAL: SANTIAGO MUÑOS
DIRECCION MUSICAL. IVAN MAZZIERI
DIRECCION GENERAL Y PUESTA EN ESCENA: NICOLAS MANASSERI

PRODUCCION EJECUTIVA Y PRODUCCION GENERAL: IVAN MAZZIERI-NICOLAS MANASSERI


JUEGOS DE FÁBRICA

21hs en El Galpón de Guevara (Guevara 326, CABA)

Crítica realizada por Florencia Campetelli


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada