viernes, 14 de noviembre de 2014

SETENTA VECES SIETE Por NICTÉ TOXQUI





<<En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús, le preguntó: Señor, si EL ESTADO me ofende, ¿cuántas veces lo tengo que perdonar?>> Mateo 18, 21-19,1

Podemos empezar siendo honestos / finjimos demencia / nosotros y la soledad en el retrovisor / pintándonos la cara con luz / melcocha de cocina rica / nos observamos en silencio con lástima / unos a otros y otros mientras vomitamos  / nos damos la mano con frágil romanticismo / nuestra elegancia para agarrarnos el cabello /  dulce dolor de la pérdida / la bilis inunda el baño / nuestros dedos se reconstruyen para armar / barquitos de papel bond para subirnos /  entonar canciones tristes / esperamos sucumbir en nuestra náusea / la primera persona del plural se desvanece / hubo un tiempo en que nos enseñaron a leer pentagramas / está de moda incendiar lo que nos lastima / le cantábamos a la madre patria / escribíamos cartas de amor sobre cultivos / qué parte de nuestro cuerpo son las manos / nunca nos perteneció la tierra / la boca se entumece hasta quedarse inútil / están de moda las vendas en los ojos / los labios cortados / la lengua inamovible / hay un revoltijo muy profundo / hay algo en la garganta que da asco / pensamos que nos hemos quedado mudos / cansancio / frente a la indiferencia / nuestro reflejo en el microondas encendido / las cenizas / el peligro de masticar libros / aprender cómo clasificar cadáveres / en qué tiempo en qué lugar / la eliminación es un vicio / miramos hacia atrás / no sabemos si estamos yéndonos o volviendo / las encías se inflaman / el país se entona melodioso / las calles se evaporan / cadencia mal herida / no estamos mudos / deberíamos haber nacido mudos / dicen / gemimos  / no lo estamos / a medias / no lo estamos / no.



Nicté Toxqui es poeta nacida en México, tiene 19 años y es estudiante de Literaratura.

Texto enviado por ella en exclusivo para La Letra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada