domingo, 6 de abril de 2014

ENTREVISTA LITERARIA AL ACTOR E INTELECTUAL NORMAN BRISKI

Su tono pausado, su reflexión medida y a su vez desmedida en el espectro del concepto que aborda,  lo obliga a uno a extremar el campo. Norman Briski es mas que un gran actor, es mas que un gran Director, es mucho mas que un excelente escritor...es por sobre todo un hombre bestialmente lúcido. Es un pensador de estos tiempos al que deberíamos escuchar un poco mas seguido.
 
El lujo es que finalmente, y gracias al enorme aporte de Sonia Novello, pudimos realizarle la Entrevista Literaria, sino también que recorrimos algunos temas de pura actualidad y además hablamos de su nueva obra que se presenta con una reflexión..."...  qué pasa cuando la tristeza y el enojo ya no son suficientes… ".
 
"El Barro se Subleva" se llama el reestreno del pasado 5 de abril los sábados  a las 22 hrs teatro CALIBAN: México 1428, P.B. 5
 

Fotografía Sonia Novello



LLTV: Los tres libros mas importantes que haya leído o que mayormente lo constituyeron como persona 

NB: Uno sería Mil Mesetas de Deleuze, que es un pensador que me recreado, me ha oxigenado las venas, la cabeza y las arterias. Las razones son claras, no…Fue un pensador muy complejo y al mismo tiempo, extremadamente vital, que lo podes utilizar todo el tiempo. También sería Las Obras Completas de Shakespeare quien me ha influenciado mucho…(Suspira y se queda pensando mucho) y todo lo de Kafka ha sido para mí un maestro. Sartre también.

No quiero dejar sin nombrar, en otro orden literario, a Mario Arguedas, yo me olvidaba de nombrarlo, me parece un tipo fantástico, un escritor un cuentista peruano y que es muy desconocido y me parece un genio. Ahí hay un caso para reivindicar. Como Manuel Ugarte, son gente extraordinaria que ha quedado lejos del horizonte. 

LLTV: Mas bien autores mas que libros en sí... 

NB: Si, exactamente. Siempre tendiendo al hecho de la filosofía. Félix Guattari, también. Acá en la Argentina te puedo decir entre quienes me han influenciado, Eduardo Pavlovski. 

LLTV: ¿Último libro que leyó? 

NB: Como estoy escribiendo Ricardo III, una versión libertaria, todo lo que signifique los cuadernos de medioevo, todo lo que tenga relación con la Guerra de las Rosas, todo lo que signifique la investigación socio-histórico de Ricardo III. 

LLTV: ¿Qué libro le marcó algo para siempre y por qué? 

NB: Hay muchas cosas. Toda esta bibliografía que te anuncié antes me influenciaron sobre mi existencia, no me cabe la menor duda. Y autores como Macedonio Fernández, como Roberto Arlt, como Onetti, Rulfo, Cortázar. Todos ellos son los ingredientes de haber constituido mi cabeza como intelectual.  

LLTV:¿ En qué circunstancias escribe? 

NB: Es interesante en general que cuando escribo teatro sea en el verano, o cuando estoy de vacaciones, o cuando tengo menos actividad, o la menor actividad ciudadana, ahí es cuando aparece la escritura, pero escribo todo el año distintas cosas. A veces para dar respuesta  a cuestiones coyunturales. Por ejemplo escribir algo sobre el tema de los linchamientos, sobre lo que está pasando. A veces tengo mucho interés en dar respuesta a eso porque escribo para una revista que se reparte en el subterráneo que se llama Negro y Blanco. Trabajo en ese sentido en hacer artículos en un resumen latinoamericano, para Carlos Aznares, que me pide reflexiones para alguna cosa política, desde mi costado de artista. 

LLTV: No me gustaría desviarme de las preguntas literarias pero me gustaría preguntarle un poco más sobre este tema coyuntural al que hacía mención, si es que no le molesta… 

NB: No, no. Porque se está dando una obra que se llama El Barro se Subleva que escribí yo como dramaturgo. Después se va a estrenar Las Nereidas, también que yo escribí. El Barro se Subleva también lo dirigí, así que hago combinaciones de dramaturgia con Dirección. Y a veces todas esas juntas y también actúo.  

LLTV: Y encima escrito por usted… 

NB: Si, por supuesto. Tiene como otro sabor, no? Porque es poner el cuerpo donde uno tuvo el coraje de escribirlo.  

LLTV: Aprovecho a preguntarle por aquello coyuntural, por este hecho social al que hacía referencia de los linchamientos. ¿Qué visión tiene de este manejo que hacen los Medios a esto de hacer ajusticiamiento por mano propia? 

NB: No es extraño que haya sido un actor el que ha tenido una posición de buscar justicia desde lo civil y proteger al delincuente, no como tal, y no criminalizando, sino entendiendo que estos fenómenos son sociales y que responden siempre a desigualdades. Y que no sea un discurso, porque de discursos esta lleno. Pero del tema de los linchamientos, probablemente Foucault habla mejor que nadie del asunto, es una invención del poder, no? Es una invención y un agente del poder. Son los corsarios que tenían patente. En la época de Shakespeare los corsarios, los corsos, eran piratas, tenían patente de piratas por la monarquía que administraba esta delincuencia marina, para el poder. Muchas veces respondemos a los intereses del poder sin saber, sin darnos cuenta que somos agentes del poder. Creemos que somos el dueño de la jornada cuando en definitiva estamos colaborando con la desigualdad. 

LLTV: Falta el piolín para el titiritero… 

NB: Bueno, seguro. No vivamos cibernéticamente diría un amigo. 

Fotografía Sonia Novello
 

LLTV: ¿Tiene manías en el ejercicio de la lectura? 

NB: No manías en el sentido de ver dónde pongo el libro (risas).  

LLTV: No, no. Nos referimos a subrayar, marcar libros con fosforescente… 

NB: No, no. Para nada. Ni siquiera los subrayo, y aprovecho mucho que alguien lo haya hecho antes. No se me ocurre subrayar lo que me interesa porque también estaría haciendo una discriminación entre lo importante y lo no importante. Porque lo que no es importante está para que haya algo que sea importante, se entiende? Hay que aburrirse para saber leer.  

LLTV: ¿A que personaje de qué libro invitaría a tomar un café con el objeto de conocerlo más profundamente? 

NB: A muchos…A muchos teniendo en cuenta la desilusión. Que sea un escritor extraordinario y después…me ha pasado. Me ha pasado que he buscado al personaje, no solo al escritor, sino a los actores que podían interesarme y he tratado de conocerlos personalmente y contando que la desilusión puede ser muy fuerte. Hoy sin duda elegiría estar con Guattari, conocerlo. Me gustaría estar con Evo Morales que escribe también su literatura política en los hechos. No me gusta que solamente la literatura esté en manos de quienes consiguen el papel. Porque hay mucha gente que hace literatura pintando un cuadro, o haciendo una escultura. Yo tengo esas características porque me parece que tabicar una disciplina con la otra le resta posibilidades a alguien que te pueda decir algo por el agujero. 

LLTV: ¿Recuerda qué libro le generó muchísima expectativa y le defraudó en la misma o mayor proporción? 

NB: (Se ríe mucho) Exactamente esto que vos me decís me pasa con las películas. Con la literatura en general, la escritura te permitiría perfeccionarte bastante. Se puede disimular mucho mas. Con Vargas Llosa podría pasarme que tiene todo aprendido y que tiene sus capacidades y que termina ablandando su ejercicio de su propuesta literaria, claramente por otro tema que es el ideológico. Que es lo que me separa con muchos autores. Los que me defraudan, me defraudan desde la primera página. Son las cosas feas que hace uno, que lee dos páginas y no encuentra nada, nada. 

LLTV: ¿Tiene escritores que puedan llamarse referentes para usted, en la parte de teatro? 

NB: Ya he nombrado algunos, en la Argentina Pavlovsky, Gambaro. De los americanos Edward Albee, Eugene O`Neil,  de los internacionales Chejov, Henrik Ibsen. Y uno se olvida de los que mas lo marcaron, que no son los reconocidos como Von Kleist (Principe de Hamburgo), un autor extraordinario. Y el más grande de todos, Samuel Beckett. Y otro que ha influenciado mucho y no estamos nombrando es Joyce. 

LLTV: ¿Qué nos puede contar sobre la obra “El Barro se Subleva” que se presenta desde el sábado 5 de abril en CALIBAN, México 1428, CABA Y cuáles son las expectativas en cuanto a la recepción del público en una segunda temporada como la que estan presentando?

NB: El barro se entiende que uno quiere eludir lo biográfico pero está metido en la idea de la impotencia, entre lo que uno quiere para la sociedad, para su país, para su continente, para todo, para el mundo, y lo lejos que se pone a veces esa posibilidad que se aleja con todas estas cosas que pasan. La invasión a Siria, los Kurdos, todos los incidentes y contingencias que suceden que en vez de avanzar hacia un futuro mejor, se diluye. Ese es el tema de Barro… , cómo hace esta persona para buscar nuevas alternativas, que vitalicen su vocación de un mundo mejor. 

LLTV: Una mirada crítica a la modernidad… 

NB: No solamente, porque justamente atacaría que solamente estuviéramos en la resistencia. Que no estuviésemos buscando nuevas alternativas de mayorías que busquen su propia autodeterminación. Y se ve las cosas que hace este hombre, creyendo siempre que se tiene que agrupar, que tiene que estar con otros y le resulta extremadamente difícil que aún con toda la buena voluntad que pueda tener, y su sacrificio. 

LLTV: Fuerte el papel para llevarlo todo en un unipersonal. 

NB: Si, porque el actor además tiene una especie de sabiduría frente a la clara idea de que la sabiduría sirve de poco. Es mucho mas, yo diría en un entusiasmo colectivo. Ese es el tema del Barro…, por eso decís “el barro se subleva”, porque es desde abajo, desde lo amorfo digamos, cómo se puede tomar rebeldía desde ese lugar.  

LLTV: Hay alguna asociación y me disculpo por politizar la pregunta, con ese barro que busca la resistencia desde bien abajo, con esa porción del pueblo o de la sociedad que fue ignorada durante décadas y en estos diez últimos años de gobierno, encontraron un lugar desde dónde resistir. 

NB: No, no, no. Simplemente la respuesta a las mayorías se debe a que las mayorías votan. Está claro que las democracias no son suficientes para expresar y menos la idea representativa de las bases. Me parece que todo esto es una idea de clase política que tiene como confrontación a la clase política. Todo el tiempo no es más que una interna donde no se habla de una propuesta desde abajo, sino hacia abajo para obtener determinados intereses.  

LLTV: El Barro…es una mirada libertaria. 

NB: ¡Ni duda!. Vos estás percibiendo mi ataque a todo lo que signifique el Estado. Lo que pasa es que yo soy grandecito ya. 

LLTV: Al Estado o a las estructuras… 

NB: No, no, no. Estructura y Estado. Gobierno y Estado podríamos decir que son casi inherentes a articularse. Siempre los gobiernos le echan la culpa al Estado y los Estados a los gobiernos y son la misma cosa. Mi propuesta es ¿No estaremos agotando la instancia de significantes que tengan que ver con la política como es? Habría que pensar otras maneras. 

LLTV: ¿Está trabajando en algún proyecto para este año aparte de la obra El Barro se Subleva? 

NB: Bueno, este Ricardo III que va a llevar su tiempo. Hay cosas que yo ensayo un año y medio, dos años. Y para Ricardo III uso asesoramientos académicos entonces lleva tiempo. Si uno quiere hacer Ricardo III en base a la obra de Shakespeare te vas a equivocar muy seriamente. Porque Shakespeare por sus propios intereses. Intereses de clase, intereses de dependencia de la monarquía del momento. Es divertido el ejemplo de que Shakespeare habló de que Juana de Arco era hija del demonio, o sea que cumplía con los intereses de Inglaterra, de destruir la revuelta popular de Juana de Arco. Entonces yo no puedo seguir mas allá de la admiración, o lo que sea, pero yo no puedo seguir a mi papá. Mi papá tuvo sus ideas y yo tengo las mías. 

LLTV: ¿O sea que podemos decir que estaría para el 2015? 

NB: Ni duda. Si, en el 2015 va a pasar. Si es que la corte no siguen cortando cabezas, en el 2015 va a pasar (Risas).

 
Entrevista: Walter Gómez
Agradecemos a PRENSA Novello

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada