miércoles, 31 de julio de 2013

MÁGICO ROCK - TEATRO SHA - VACACIONES DE INVIERNO (CRÍTICA)

 
 
El sábado 27 de julio pude presenciar el show Mágico Rock en el teatro Sha. Una obra de teatro infantil con canciones de Luis A. Spinetta. La verdad es que me llevé una gran sorpresa, porque además de ser muy bueno el guión, didáctico, y ágil para los chicos, los temas del Flaco están muy, pero muy bien interpretados por sus integrantes (bajo la dirección general de Valeria Ambrosio, las actuaciones de Marisol Otero, Carla Maieli, Luciano Rosini y Martín Sipicki). 

 Excelente y colorida puesta en escena. Tres o cuatro comentarios que no quiero dejar pasar.

Primero, me llamó la atención la cantidad de adultos que había en la sala (llena absolutamente por otro lado). Muchos abuelos con nietos, pero lo llamativo fue ver adultos solos, y todos disfrutando mucho del espectáculo.

Segundo, quiero destacar la selección de temas que cantaron de Luis. Cuando un par de días antes del show me llegó la información de qué temas interpretaban, había dos en particular que me parecían inviables de poner en un espectáculo infantil, Quedándote o Yéndote y Dulces Tres Nocturnos. No solo después de escucharlas y emocionarme, ellas han quedado magníficas en el espectáculo. En un momento mientras literalmente se me caían las lágrimas escuchando Dulces tres Nocturnos giré mi cabeza y puse atención en los espectadores. Pensaba en ese momento cómo la música y poesía de un tipo podía llegar tan lejos. Sé muy bien que Luis no era adepto a los homenajes, pero lo que hicieron los chicos de Mágico Rock era verdaderamente mágico sin dudas. Que mis hijos de dos años y medio aplaudan y disfruten escuchando Alma de Diamantes o El Anillo del Capitán Beto no estaba en mis planes. La resultante de esto es que quien pensó el show y quienes lo actuaron, ya de por sí son obra de un milagro.

Tercero, también es muy bueno el mensaje al que apunta la obra. Muy concatenada con el sentir del Flaco, y es que nunca pero nunca, y mas allá de las obligaciones, dejemos de ser quienes en verdad somos. Que sigamos preservando nuestros sueños, mas aún con la dificultad que a veces nos auto imponemos en la actualidad. Vivimos corriendo y tardamos mucho en encontrar los espacios para echar un vistazo dentro de cada uno.

Y para cerrar, quizás sea injusto subrayar a un par de ellos siendo cuatro sus integrantes pero vale destacar el reconocimiento de las voces de Luciano Rosini y Carla Rosaria Maieli.

 Y a modo de acápite, quiero decir que fue conmovedora la imagen final mientras interpretaban la última canción, la emoción de todos sus integrantes principalmente Carla quien creo ya lagrimeaba a la par de muchos de los espectadores.

Y ya de noche, y llegando a la esquina al término de la función, recién ahí terminaba de secar mis lágrimas de tan emocionante espectáculo. Ojala no dejen de hacer este show, y llevarlo a otros lugares y en un tiempo retomar en Capital para volver a disfrutarlo. Lo que no cabe duda y nadie puede discutir es que este es un espectáculo muy distinto respecto a lo que el resto de la cartelera puede ofrecer. Si uno quiere que sus hijos crezcan con una cabeza piola, este espectáculo no puede dejar de seguir en pie.
 
                                                 Walter Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada