viernes, 20 de abril de 2018

ENTREVISTA LITERARIA A LA CANTANTE, COMPOSITORA Y DOCENTE DÉBORA AZAR






LLTV: Los tres libros más importantes que hayas leído o que mayormente te constituyeron como persona.
DA: Dailan Kifki / María Elena Walsh, La casa de los espíritus/ Isabel Allende, Ensayo sobre la ceguera / José Saramago.

LLTV: ¿Último libro que leíste?
DA: Nada se opone a la noche  de Delphine de Vigan.

LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué?
DA: Ensayo sobre la ceguera, me conmovió profundamente, creo que bucea en las peores miserias del ser humano, enfrenta todos los miedos. Y al mismo tiempo muestra la compasión, la paciencia y la fortaleza, todo encarnado en una mujer que es capaz de cuidar, de decir, de callar y de ver lo que otros no pueden.

 LLTV: ¿En qué circunstancias escribís, si es que ejerces la escritura?
DA: Sí, escribo básicamente poesía, para niños. Mis momentos de escritura no dependen mucho de las circunstancias, básicamente cualquier momento es bueno. Lo que sí caracteriza esos momentos es cierta introspección. El contacto con la naturaleza me ayuda mucho.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café, y por qué?
DA: A la chamana de Sofía de los presagios de Gioconda Belli. Me atraen esas mujeres que tienen una sabiduría que yo no poseo y viven una libertad que hoy en esta sociedad es difícil de encontrar.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesta a divertirte y pasar un buen momento, y por qué?
DA: Invitaría a Don quijote de la Mancha, porque me parece divertidísimo y me la pasaría escuchando anécdotas desopilantes de ese mundo mezcla de realidad y fantasía, y porque me encantaría traer a alguien de otra época.

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción?
DA: No

LLTV: ¿Qué cosa es lo que más te sorprende de la humanidad?
DA: Su intolerancia, lo poco que aprendemos de nuestros errores. Que cada vez haya menos tiempo y más urgencias.

LLTV: El 5 de mayo se presenta el nuevo disco “Me Gusta Al Tun Tun” en la Usina del Arte. Contame el contenido que tiene este nuevo material que seguramente apunta a que nuevos chicos conozcan su trabajo.
DA: Este nuevo Cd vuelve a presentar música de autor que es nuestro sello, y en esta ocasión  ya desde su gestación trabajamos con los chicos y docentes del jardín Beth. Eso nos trajo nuevos desafíos, y el valioso aporte de lo que los chicos nos iban devolviendo en todo momento, apropiándose del material y transformándolo hasta plasmarse en el CD. Por ejemplo escribieron la letra de un rap sobre los derechos del niño, trabajaron desde la plástica para crear la gáfica del disco y hasta nos propusieron cantar en inglés!  cosa que nunca se nos hubiera ocurrido. Como siempre pensamos un disco como una obra en sí misma, y por eso tiene canciones para jugar, canciones para escuchar (hay un tema solo instrumental), para cantar, y en esta ocasión hay un tema dedicado a las mamás, que siempre son parte de la manera en que la música llega a los niños y nos dio muchas ganas de que ellas también tuvieran su tema, que es el único que no es de mi autoría y pertenece a Rosa Zaragoza.

LLTV: Qué le aporta a Al Tun Tun el retorno de Débora Azar, quien estuvo alejada en las presentaciones algunos años.
DA: Básicamente le aporta canciones nuevas, ya que soy quien escribe y compone las canciones. Creo que este Cd sigue recreando el espíritu de Al Tun Tun que es el disfrute, la búsqueda de la belleza. El componer libremente sin atarme a ningún género, nutrirme de toda la literatura y la poesía que puedo, bucear en nuevas propuestas y siempre seguir buscando esa magia que se produce entre las palabras y la música son un motor siempre. Ojalá el público lo disfrute también.

LLTV: ¿Dónde más vamos a poder seguir viendo al grupo este año? ¿En las vacaciones de invierno por ejemplo hay algo ya confirmado?
DA: Ya les avisaremos!!!!

El lanzamiento discográfico de ME GUSTA AL TUN TUN es el Sábado 5 de mayo 15hs en Usina del ArteAgustín R. Caffarena 1 CABA.

Prensa: Tehagolaprensa
FICHA TÉCNICA  CD
Débora Azar: composición, voz, y teclado
Cristina Coccoli: guitarra y voces
Fernanda Massa: teclado, flauta traversa y voces
Esteban Samela: batería, percusión y voces.
Ariel Mizrahi: bajo y voces

FICHA TÉCNICA SHOW EN VIVO Usina del Arte
Débora Azar: composición, voz, y teclado
Cristina Coccoli: guitarra y voces
Fernanda Massa: teclado, flauta traversa y voces
Esteban Samela: batería, percusión y voces.
Sabrina Frasier: puesta en escena
Luciana Gutman: vestuario
Músicos invitados: Orquesta Infantil de San Martin (integrada por chicos del Programa Provincial de Orquestas Escuela Y Programa Municipal de Orquestas Infantiles de San Martin)
Coro de niños de Villa Ballester.

Débora Azar.  Musicoterapeuta, cantante, autora y compositora. Se desempeña como docente de canto y coordina talleres de “La Voz y los Centros de Energía”. Autora de “El proceso Creativo en la autoría y la composición para niños”.
Fernanda Massa.  Profesora Nacional de Música.Fundadora y coordinadora del Taller de Música Andante. Se desempeñó como docente en todos los niveles, Dicta capacitaciones en numerosas instituciones, y se especializo en la enseñanza de la música en la primera infancia.
Cristina Coccoli.  Musicoterapeuta, Profesora superior de Guitarra y terapeuta del  sonido.Trabaja en la Escuela Especial “Mi Futuro” y se desempeña como docente de guitarra en ámbitos educativos y de Salud.
Esteban Samela.  Egresado de la carrera de percusión folclórica en la Escuela de Música Popular de Avellaneda. Tallerista de seminarios de Educación musical del FLADEM. Se desempeña como docente de batería y percusión en ESSEM y coordina talleres de percusión y ensamble musical.

CRÍTICA A LA OBRA "LA VOLUNTAD" TEATRO A DISTANCIA





Tiempo: segunda mitad del siglo XIX, la denominada “Conquista del Desierto”, que de desierto no tenía nada pues esos parajes estaban habitados, y de conquista tuvo mucho, al punto del exterminio.

Lugar: sur de la provincia de Buenos Aires, la línea de fortines como el límite de la civilización. Un fortín olvidado, en el profundo sur.

Una guarnición del ejército entra en crisis cuando su comandante, los soldados y una compañía de teatro europea en gira, se disponen a organizar los festejos del 25 de mayo. Se espera la visita del presidente, el general Roca y se preparan para la ocasión: limpieza, orden, afeites varios y… un fusilamiento.

Es la pampa bárbara, es la construcción de la patria. ¿Cómo puede haber fiesta sin un poco de derramamiento de sangre? Así se ha construido (y se construye) el devenir de nuestra historia como país.

El soldado sentenciado confiesa al comandante cómo fue que desertó: La luz de una noche de luna le mostraba dónde estaba su mujer y su hijo, hace ya diez años abandonados. Entonces se dispone a caminar hacia ellos. Caminó como enloquecido, subyugado por un claro de luna.

La actriz, cabeza de la compañía (es interesante observar que estas actrices o actores se comportaban tal un general con sus soldados, decidían acciones y voluntades), se conmueve por la suerte del sentenciado y condiciona la presencia de los actores en las festividades patrias, a cambio de que no se fusile al condenado. El comandante se niega, sus argumentos son sólidos: ¿Qué sería del orden establecido si no se castiga al desertor? En pocos días el fortín quedaría vacío. La actriz insiste, alecciona, desafía: ¿En quienes nos convertimos si solo hacemos “lo que hay que hacer”, si no lo reflexionamos? Y una vez reflexionado qué, si no convertimos en acto nuestra decisión.

Todo esto, actuando un fragmento de “Hamlet”, de W. Shakespeare, delante del comandante, obra ésta que lleva en gira con sus trastos, sus carromatos y sus actores. Shakespeare ante la inmensidad de la pampa.

Ambos, actriz y militar, discuten el concepto del honor, cada uno con sus ideas, con la experiencia del mundo que llevan a cuestas, como saben, como pueden. El comandante se niega, amenaza y sostiene su decisión. Es un hombre áspero, tallado a la medida de sus circunstancias, pero aún no se ha embrutecido, no del todo al menos. Acepta un acuerdo: se mantendrá el fusilamiento, pero sin muerte. Esto es, se lo actuará y luego se sacará al desertor en el carromato de los artistas. La reticencia de los soldados, la del ayudante del comandante y la del condenado, a “actuar”, que para ellos es mentir, enrarece las situaciones; el comandante que es herido por una flecha aborigen lo complica todo, lo trastoca y arrebata…

Interesante texto de Eva Halac, construido con dinámicas peripecias e ideas en juego. La puesta en escena es ágil y sostiene el ritmo acentuando los momentos de humor, para equilibrar los de crueldad, que ese episodio de nuestra historia posee en demasía.

El diseño escenográfico: un picadero, que hace las veces del interior del fortín, y alude al circo criollo (nuestros inicios teatrales), a pelea de gallos, a trazo grueso, bosta y animalidad, resultan un atractivo espacio para la palabra shakesperiana y el decir gauchesco. La música en escena aporta al clima de la obra.

Las actuaciones son buenas, las de todo el elenco.

Atractiva propuesta.

A.R. BELANO

Autor: Eva Halac

Elenco: Catherine Biquard, Mucio Manchini, Martín Caminos, Leandro, Cóccaro, Martín Rebechi, Julián Martinez.
Dirección: Hernán Marquez
Prensa: Silvina Pizarro
Sábados 18hs

Sala: SANTOS 4040. Santos Dumant 4040. CABA

Crítica: Gustavo Daniel Oviedo


viernes, 6 de abril de 2018

ENTREVISTA LITERARIA A LA ESCRITORA FLORENCIA AROLDI






LLTV: Los tres libros más importantes que hayas leído o que mayormente te constituyeron como persona.
FA: De niña aprendí a leer con EL principito, lo leía en voz alta una y otra vez. Junto a ese libro mis padres  me regalaron uno que se llamaba Los derechos del niño, algo así… sin dudas ese llamó mi atención para siempre. María Elena fue y es, mi poeta preferida, desde  Dailan Kifki  a los Cuentos de Gulubú. También Chacho (Osvaldo Dragún) me regalaba libros de poetas que traía de sus distintos viajes, por mencionar alguno,  Los cálices vacíos,  de Delmira Agustini, me fascinaba,  tal es así que jugaba a escribir y la imitaba, recuerdo haber calcado inconscientemente una estrofa entera de una de sus poesías. Girondo, me rompió  todos los esquemas con su Espantapájaros, allí me habilitó al juego como ninguno. Pero también, Cortázar, Neruda, Pessoa,  Arlt, Discépolo… difícil elegir tres…

LLTV: ¿Último libro que leíste?
FA: El hombre que está solo y espera, de Scalabrini Ortiz, me convocaron para escribir una obra sobre su vida.  En eso estoy.

LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué?
FA: Por jugar a la respuesta digo: Final del Juego de Julio Cortázar, creo que ahí me hundí para siempre en ese gran Sillón  de Continuidad de los Parques, que es para mí  la literatura. Pero son muchos los libros que me marcaron. Desde La poética de Aristotes, pasando por Edipo,  las nubes de Aristófanes, Las ranas, Pavlovsy  su poética para mi indisoluble de mi escritura, las poesías de mi padre, Las Historias para ser contadas de Dragún, Terrenal de mi maestro  Kartún, Gambaro,  y otra vez Discépolo, siempre Discépolo en mí. Soy como una gran casa construida con esos libros como ladrillos, si quito uno se derrumban en mi memoria todos los otros trayéndolos hasta esta respuesta. 

 LLTV: ¿En qué circunstancias escribís?
FA: Escribo cuando manda el personaje. Si estoy en casa en mi escritorio, o en la mesa de la cocina. También me gustan ciertas bares escribir entre el bullicio de la gente. Los mejores lugares son aquellos en contacto con la naturaleza. Si no tengo papel a mano, me dejo mensajes de audio, antes llamaba a mi propia casa y dejaba mensajes en el contestador, no es bueno confiar en la memoria, generalmente uno se olvida, como pasa cuando los sueños, que al despertar recordás nítidamente pero al pasar las horas se pixela hasta el olvido.


LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café, y por qué?
FA: Creo que ya tomé café con todos los personajes de mis obras hasta el insomnio rotundo. También he dormido con la mayoría de ellos! He tenido romance con algunos, me he peleado hasta el cansancio con otros. Pero ninguno de ellos puede rezongar que no los he escuchado. No hice otra cosa.  No quisiera tomar un café con ninguno hasta por lo menos dentro de cincuenta años,  cuando yo vieja y ellos todavía jóvenes me escuchen un poco a mí para emparejar un poco este partido.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesta a divertirte y pasar un buen momento, y por qué?
FA: Si pedimos comida hecha, a casi todos.  Pero por favor que no me pidan que cocine. A Don Genaro de Las Enseñanzas de Don Juan, aún no leí ese libro, tal vez le pediría que me lo cuente. Por él mi hijo lleva su nombre como una elección intuitiva, pero sé que tiene mucho para enseñarme.  

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción?
FA: Los malos libros son como los malos amores, ¿para qué recordarlos? Aunque todos te dejan siempre algo, la experiencia. El reafirmar el camino elegido, no se puede andar siempre de acierto en acierto, la vida es la combinación delicada entre  las expectativas y la realidad. Cuando se tiene mucha imaginación ya lo dice Woody Allen es más difícil ser feliz y no sentirse defraudada, pero no sería un problema del libro, ni del amor.

LLTV: ¿Qué cosa es lo que más te sorprende de la humanidad?
FA: La humanidad es algo más grande que yo, no la abarco. ¿Dónde está la humanidad? No la vi nunca, no sé qué es. No sé qué es ser humano. Me lo pregunto pero no encuentro aún la respuesta. Tal vez por eso escribo. Sé que estamos arrojados acá en esto que llamamos mundo, que llamamos humanidad, que llamamos universo, que llamamos vida, que llamamos realidad y nos creímos que es verdad y vivimos con ansias de poder como si eso realmente significaría algo en la eternidad. No sabemos de qué se trata este milagro, no sabemos por qué estamos acá, pero nos suscribimos a un dios que pagamos mensualmente para garantizar nuestra fe. No sabemos nada. El arte viene a recordarnos que no sabemos nada, que somos efímeros, o tal vez no. Quién sabe.
  
LLTV: ¿Cuándo comenzaste a escribir? Qué recordás de lo primero que escribiste?
Empecé de muy pequeña.  Era un juego. Empecé sin querer queriendo imitando los versos de los poetas que leía. Luego escribí teatro  imitando también la estructura : dos puntos guión, paréntesis….

LLTV: ¿Porqué escribir teatro? ¿Qué es lo que te atrae de ese mundo?
No lo sé muy bien. Tal vez porque los personajes, todos, son distintas partes de mí ser, y  la obra teatral me permite ponerlas a dialogar entre sí. Escribir teatro puede mirarse como una conversación muy íntima conmigo misma. Además luego de la escritura viene la puesta en escena con otros eso, más allá del resultado,  me apasiona porque genera encuentros más o menos reales. Ya no soy yo sola,  hay otros, aunque eso no es siempre fácil. Luego viene el encuentro con el público,  que tampoco suele ser fácil, pero es apasionante.

LLTV: ¿Qué le dirías sobre Molinete Conventillo a una persona que te va a leer por primera vez?
Guardaría silencio para no interrumpirla.

LLTV: Si tuvieras que describir Moliente Conventillo: ¿Con un color, con una palabra, Con una persona, O  con un lugar?
Molinete conventillo tiene el color del cielo que cambia con el clima de acuerdo la página, de acuerdo la hora, de acuerdo la latitud en la que se encuentre el lector. Molinete conventillo es la palabra Abecedario, contiene lo necesario para que combinadas se conformen las palabras en la pupila del lector, según qué párrafo, según que verso, según que didascálica. Molinete Conventillo tiene tantos nombres y apellidos como cantidad de lectores tenga, y son tantos sitios según los lugares donde se abra sus tapas como puertas. Porque si el color está en el ojo, el arte está en el espíritu del que completa la incompletud del hecho artístico. Que he escrito a penas lo sé, ahora que es lo que el lector, espectador recibe, he allí lo imposible, la magia de la paradoja, el telón que se levanta eternamente, la pérdida, la distancia, lo indescriptible, allí el milagro de la comunicación.

CRITICA A LA OBRA TEATRAL LE CORVINE DE WITOLD GOMBROWICZ DIRECCION: BRAIAN ALONSO





Desde el primer contacto con el espacio escénico, el espectador  se ve sumergido en una atmósfera o clima teatral donde se le invita a ser parte de un gran espectáculo, una corte que se ve intervenida e invadida por un ser extraño, un monstruo, un individuo diferente que llega a generar conflicto entre ellos, propiciando comparaciones, enfrentamientos, dudas y malestares de amor/ desamor, en un mundo donde el tiempo se detiene, lo retorcido parece normal y la inocencia se ve pervertida.

La acción dramática va llevando su curso a partir de movimientos marcados por un tiempo y ritmo; a la vez se pueden ver cuerpos danzando mientras actúan, cuerpos que se desplazan de  manera no convencional generando cierta emoción entre el público presente.

 La sonoridad de sus voces, vestuario y maquillaje, acompañan su marcada corporalidad y  estilo expresionista, generando un código en la actuación no realista.

Vale destacar que es maravilloso poder ser partícipe del derroche de talento en escena, no solo a nivel actoral, sino a nivel de dirección y demás. Es realmente grato ver como en una sola obra se trabaja con exactitud y pasión, desde la luz hasta el detalle más mínimo.

La confusión, los excesos, la repetición, la danza y el juego,  son algunos de los componentes de esta obra que propone abordar “La legendaria historia de Ivonne, princesa de Borgoña, desde una forma no convencional, arriesgada y peripatética.   

  

ELENCO

Rey Ignacio: Juan Pablo Ruiz
Reina Margarita: Romina Trigo
Príncipe Felipe: Julián Cardoso
Ivonne: Florentina Messina
Chambelán: German Rodríguez Estraviz
Isabel: Natalia Lisotto
Tía y Cortesana: Rosario Ibarra
Cortesana y Tía: Malen Sposito

Dirección: Braian Alonso
Asistencia General: Andrés Gavalda
Dramaturgia: Juan Pablo Ruiz
Autor: Witold Gombrowicz
Producción Ejecutiva: Marcela Andrés
Asistencia de Producción: Verónica Zacayan
Entrenamiento: Nadia Gómez
Escenografía: Adriana Baldani
Vestuario: Josefina Tarquini y Tamarindo
Diseño de Maquillaje: Juan Pablo Ruiz
Asistencia de Maquillaje: Florentina Messina
Los maquillajes son realizados por los intérpretes y utilizan maquillaje TITI
Iluminación: Estefanía Piotrkowski
Diseño Gráfico: Josefina Tarquini y Mariano de la iglesia
Fotografía: Nahuel Lozano y Mariana Martinelli
Audiovisual: Mauro Milanich y Julián Cardoso
Prensa: Silvina Pizarro


Critica: Alejandra Moreno

Dirección: Maza 177 CABA
Funciones: Sábados, 22:00 hs.
Lugar: Hasta Trilce Teatro


martes, 20 de marzo de 2018

ENTREVISTA LITERARIA AL ACTOR JORGE DIEZ


LLTV: Los tres libros mas importantes que hayas leído o que mayormente te constituyeron como persona.
JD:. El lobo estepario (Herman Hesse), Nadie Nada Nunca (Juan José Saer) Rayuela. (Julio Cortázar), te agrego Cien años de soledad de García Márquez, El Aleph de Jorge Luis Borges. Cuentos claros, Antonio de Benedetto, La vida breve de Juan Carlos Onetti. etc, etc,

LLTV: ¿Último libro que leíste?
JD: Urania (Le Clezió).

LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué?
JD: Muchos. El lobo estepario en parte por las puertas esas que se le abren a Harry Haller. Teatro mágico: Sólo para locos.

LLTV: ¿En qué circunstancias escribís?
JD: Antes era únicamente cuando algo me estaba pidiendo salir y pasar a ser palabra. Ahora escribo muchas veces como una disciplina, aunque no me considero un escritor ni un dramaturgo de profesión.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café, y por qué?
JD: Hercule Savinien de Cyrano de Bergerac. Lo invitaría para hablar con alguien que fue de carne y hueso y al mismo tiempo de fantasía. Vivió y luego fue héroe de una novela. Le preguntaría cómo hizo para ser heroico en el anverso y en el reverso. Entre otros tantos que invitaría.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro te hubiera gustado representar en un escenario?
JD:. Jean-Baptiste Grenouille, el asesino de la novela El perfume del alemán Patrick Süskind. El tipo que tiene la capacidad de descifrar el evanescente reino de los olores. También al doctor Díaz Grey u otro personaje existencialista del imaginario de Juan Carlos Onetti. Para poner personajes diferentes, casi opuestos en algún sentido, y poder jugar con esas emociones. Ambos tocan algo de lo anodino, lo múltiple, lo reconocido, lo horroroso, lo trágico y lo cómico a pesar suyo.



LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesto a divertirte y pasar un buen momento, y por qué?
JD: A muchos pero te pongo al Oliveira de Rayuela porque creo que estaría, de alguna manera, hablando con Cortázar a quien tanto quiero. Y por supuesto la Elisa de Nadie, Nada Nunca de Saer, pero ya con otras intenciones, otras formas de divertirme, tomando algo y disfrutando del sexo con esa mujer desnuda y tomando limonada en una tarde de calor.

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción?
JD: Unos cuantos. Alguno de García Márquez después de leer Cien años de soledad, por ejemplo.

LLTV: ¿Qué cosa es lo que más te sorprende de la humanidad?
JD: Las ganas de seguir.

LLTV: Estamos al tanto de que estas montando una serie de obras de teatro, para llevarlas a las escuelas o sindicatos, o centros culturales con la idea de que el teatro llegue a mas lugares. ¿Nos podes contar un poco de que se trata?
JD: Dirijo hace años un grupo que fundé por el 2006 aproximadamente, llamado Planta Baja Teatro, con el fin de llevar el teatro a lugares en donde no siempre se ve y disfruta del mismo. Escuelas de niveles primario, secundario terciario. Sindicatos. Lugares en los que si se lleva teatro se les da casi siempre una oferta pensando que eso es lo que corresponde de acuerdo a la edad y teniendo en cuenta determinados autores, etc. Entonces decidí adaptar cuentos y novelas además de obras de la dramaturgia, sobre todo utilizando autores de la literatura argentina y latinoamericana, en general. Así surgieron obras como Meninas, versión de Final del juego de Julio Cortázar o La mujer que mira el mar, versión libre de El túnel de Ernesto Sábato. Versiones de textos de Horacio Quiroga, de Di Benedetto, etc. Algunos ya funcionando y otros todavía ensayándose. Y así también surgieron obras propias con temáticas como las que trata El tropezón, baile del avestruz que cuenta lo que una niña (descendiente de pueblos originarios) construye en su cabecita y lo vuelve acción al ser sospechada por la autoridad del colegio de haber lastimado a Sarmiento, el gato de la escuela. Esta obra fue declarada de interés cultural en 2016 y se representó merced a un mecenazgo en seis funciones en las salas Haroldo Conti y La comedia de manera gratuita para cientos de chicos, con debate posterior. Lo que hacemos con el grupo de teatro Planta Baja Teatro nos permite ganar nuestro sustento con lo que hacemos, pero además nos da la posibilidad de establecer preguntas a los chicos y jóvenes, y luego de dialogar sobre esas cuestiones tanto con ellos como con los docentes. Hacemos también obras como Decir sí de Griselda Gambaro, etc.

LLTV: ¿Otros proyectos en carpeta, que se puedan contar?
JD: En la actualidad y como casi siempre tengo varios proyectos en acción, porque no espero a que me llame nadie, como si me ocurrió a veces en el pasado. Genero casi todo lo que hago. Estoy iniciando ensayos como actor de una obra de Antoni Schaffer que se llama Sleute en inglés y en español algo así como La huella o Contrapunto. Son dos hombres que se encuentran porqué el más joven se acuesta con la mujer del mayor, que es un escritor de novelas negras (policiales) y el otro tiene peluquerías. Las clases sociales, la inteligencia, la estrategia, los celos, la envidia, etc. Todo eso en un juego constante. Se hizo dos veces en película. Y luego estoy ensayando, como director y autor acá, una obra inspirada en El Principito de Saint Éxupery pero llevada a algo más nuestro. Es un viajante de comercio (de esos que había antes) que sufre un accidente en una rutas desértica yendo hacia Comodoro Rivadavia y se despierta en un taller mecánico muy especial.

jueves, 15 de marzo de 2018

CRÍTICA TEATRAL DE LA OBRA "LA BESTIA INVISIBLE"





¿adónde van las palabras que no se quedaron?
¿adónde van las miradas que un día partieron?
¿acaso flotan eternas, como prisioneras de un ventarrón?
¿o se acurrucan, entre las rendijas, buscando calor?
¿acaso ruedan sobre los cristales, cual gotas de lluvia que quieren pasar?
¿acaso nunca vuelven a ser algo?
¿acaso se van?
¿y a dónde van?

                                                                                     Silvio Rodriguez
           


            La sala se encuentra en penumbras, al ingresar el público podemos ver detrás de una puerta de vidrio ubicada en el escenario actores bailando como si fuera la última vez que lo hacen, transmiten tanta energía con sus movimientos, su cuerpo y su ritmo que todos los espectadores quieren bailar.
            Sucede un apagón y los actores intimidantes con su mirada, observaban sin disimulo cada movimiento del público. Actores encarnando personas, se hacían preguntas existenciales, preguntas sin respuesta, preguntas sumamente enigmáticas que al público le hacían reflexionar.
            Eran seres de luz que habían venido a este mundo, sin la mínima intención de sufrir y el mundo los ha hecho sufrir, eran seres que cada uno encerraba una fuerza suprema en su interior, eran seres que no olvidaban, que recordaban, eran seres memoriosos, eran seres humanos; que se preguntaban acerca del pasado, de paso del tiempo, acerca de sus ancestros. ¿Acaso podemos recordar cosas que jamás hemos vivido? ¿Acaso podemos recordar cosas que no sabemos? Esta obra gira en torno a la memoria, y me recuerda mucho a la canción de una persona más que celebre como Silvio Rodríguez, ¿Adónde van los recuerdos? ¿Adónde van las palabras que no se quedaron?
            Unas actuaciones con mucha sinceridad y verdad de todos los actores, ellos contaban desde un lugar real que verdaderamente llegaba al público, la dirección de Nayla Pose que supo distribuir con tal armonía el cuerpo de cada actor y que lo supo moldear para cada actuación; y una frase final que produjo remate de la obra "QUIERO VOLVER A CASA". Una obra que te sacude con sus interrogantes y te tranquiliza con el silencio. QUIERO VOLVER A CASA.

Ficha técnico artística

Dramaturgia: Nayla Pose
Texto: Emmanuelle Cardon, Florencia Halbide, Germán Leza, Paola Lusardi, Federico Manzioni, Loló Muñoz, Julián Ponce Campos, Nayla Pose, Nahuel Saa, Mariano Saba, Lucia Szlak, Marian Vieyra
Actúan: Emmanuelle Cardon, Florencia Halbide, Germán Leza, Paola Lusardi, Federico Manzioni, Loló Muñoz, Julián Ponce Campos, Nahuel Saa, Lucia Szlak, Marian Vieyra
Diseño gráfico: Lucia Szlak
Prensa: Nahuel Saa
Dirección: Nayla Pose

Duración: 70 minutos
EL BRÍO - ESPACIO DE INVESTIGACIÓN TEATRAL
Av Alvarez Thomas 1582 (mapa)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Reservas: 1531622032
Entrada: $ 180,00 / $ 150,00 - Sábado - 22:00 hs - Del 17/03/2018 al 25/08/2018

Crítica: María Cecilia Durán